Adiós

IMG_4777

Ha sido una despedida triste, no la qué se merece un campeón de tantas cosas, pero es lo qué hay, no sé si han sido falta de fuerzas, falta de ganas o falta de ideas, pero el mundial de España ha durado dos partidos.

En este momento de tristeza futbolera, recordaré el momento en el que en 2008 en Japón me convertí en rey del mambo, en lo qué me divertí en el mundial del 2010 con Vanesa de por medio, en el no hay 2 sin tres de la última Eurocopa, más otros momentos como la final de la Eurocopa del 84, el gol de Alfonso ante Yugoslavia, el 12-1 a Malta, el 5-1 a Dinamarca en el 86, así qué para mí, esta camiseta roja, seguirá siendo la más bonita del mundo y la qué hará latir mi corazón más fuerte qué cualquier otra.

Hasta pronto NHL

IMG_4737

Pues se acabó el hockey por esta temporada, a lo grande, pero se acabó, se acabaron las carreras sobre el hielo, los golpes, los discos qué vuelan a velocidades increíbles, las paradas increíbles, y con el fin de los play offs el dormir a salto mata por ver en directo los partidos.

Este año me he rascado el bolsillo para comprar el “NHL Gamecenter” y ha sido del dinero qué mejor me he gastado últimamente, acceso a todos los partidos, con transmisiones tanto local como visitante, calidad de imagen buena, vamos, qué para el año qué viene me apunto.

La nueva configuración de los play offs ha sido un acierto, al menos este año, salvo la Tampa-Montreal no ha habido 4-o´s séptimos partidos a montones, prórrogas, remontadas increíbles, lo he pasado tan bien y ha sido tan intenso, qué cuándo acabó, el sentimiento de pena porque no habría más y de alivio porque estaba exhausto competían dentro de mí.

Hasta Septiembre, y mientras tanto, para matar el mono, ahí está la consola.

Gracias a PSB

Hoy hablando con un amigo, me ha recordado qué el origen de nuestra amistad se debe a qué los dos somos fans de Pet Shop Boys, y es verdad, de no ser por esa circunstancia, nuestros caminos dificílmente se habrían cruzado.

Me han venido a la cabeza esas canciones qué escuchas de casualidad o porque te has comprado un disco por impulso y se vuelven de tus favoritas y te dices, “qué pena si nunca la hubiese escuchado”

Hay canciones qué me gustarían muchísimo y qué jamás oiré, personas que serían los mejores amigos y jamás los conoceré, pero no voy a ponerme triste por eso, porque entonces no podría disfrutar de las personas qué si he conocido, y son un montón.

De todos modos, gracias Pet Shop Boys.

Kodo en Madrid

Kodo, el legendario grupo de taiko o tambores japoneses toca en Madrid el próximo 15 de Julio y yo voy a verlo. En cuánto me enteré del concierto tardé medio segundo en sacar las entradas (el medio segundo qué tardé en comprobar qué no estaba de guardia, añado)

La primera vez que oí hablar de ellos fue cuándo en el cine vi la película “Presa de la secta” (The haunted) con Christopher Lambert, ya qué participaban en la banda sonora y ya no olvidé su nombre, quién me iba a decir qué tantísimos años después iba a poder verlos.

Ya he podido ver espectáculos de taiko en festivales en Japón, e incluso un gran acontecimiento como fue la reunión de grupos de taiko en Hachioji dónde tocó mi amigo David y los he disfrutado mucho, así que espero qué voy a pasármelo de escándalo. Lo único malo es qué por el viaje express, apenas voy a poder disfrutar de mis amigos, pero es qué no se pude tener todo.

Por si a alguien le da curiosidad:

http://www.entradas.com/entradas/kodo-taiko-performing-arts-ensemble—-dadan-evento_1_2_28_79019#

Gracias

IMG_4649

Me podré quejar de unas cuántas cosas en la vida, como todos, pero de lo que puedo presumir, es de los encuentros qué he tenido en el camino qué llevo recorrido en este mundo. Nunca he parado de encontrar personas qué merecen mucho la pena y qué hacen qué la vida tenga un color especial.

Una de ellas está al otro lado del Atlántico, en México, y sin habernos encontrado ni una sola vez, se ha establecido un vínculo de amistad qué no ha hecho más qué empezar y qué espero qué sume años y años como los qué he podido disfrutar de otros amigos.

Loth muchas gracias por acordarte de mi, por tu tiempo, por el esfuerzo y por este regalo, ni te imaginas todo lo qué ha significado para mi.

Luego llegará mi cumpleaños y me parecerá un día normal, ¿pero no es guay qué todos los días del año parezcan tu cumpleaños?

La marca amarilla

IMG_4618

Un día de Febrero de 1987 llegó por correo a mi casa “La marca amarilla” de Edgar P. Jacobs. No había leído nada de de Blake y Mortimer y tampoco era el primero de los álbumes, pero puesto a comprar uno, la portada fue la qué me hizo decidirme por él.

IMG_4629

Tenía 15 años cuándo lo leí y me causó un impacto brutal, de hecho si sólo pudiera llevarme un puñado de tebeos a cualquier parte, este sería uno de ellos, y eso qué yo no soy muy de listas o de escoger.

Iba yo a por tebeos a Flash como hago de tanto en cuánto, cuándo me encuentro qué han hecho una edición limitada con las planchas originales de “La marca amarilla” celebrando su 50 aniversario, siendo como es uno e mis álbumes favoritos, no pude resistirme y solté los 48 euros qué costaba, aparte de un previo con bocetos y comentarios sobre como se hizo, en las páginas viene también el pequeño resumen de lo anterior qué aparecía en la revista Tintín, y es qué esta obra se publicó ¡página a página! cada uno de ellas tiene un inicio, nudo y un “cliffhanger” final para hacerte comprar la revista la semana siguiente, ahora qué he visto esto, admiro aún más el trabajo de Jacobs.

Un libro bonito para tener en casa, una excusa para volver a leerlo, y si alguien no lo ha leído, qué lo pida prestado a un amiguete o puede comprarse la edición estándar que por supuesto es más barata.

¿Por qué no nos vemos más a menudo?

Es la pregunta qué te haces cuándo se produce un reencuentro, y la respuesta por desgracia está a mano, la vida de todos los días nos tiene tan secuestrados qué apenas nos podemos salir de lo ordinario, a veces las casualidades ayudan a saltarnos la rutina y recuperar las sonrisas qué llevan guardadas tanto tiempo.

20140522-200545-72345898.jpg