Saka no ue no kumo 「坂の上の雲」

“Saka no ue no kumo” (Nubes sobre la colina), es una obra de Ryotaro Shiba, que narra una época en la que Japón y sobre todo los japoneses, consiguen una hazaña que pocos sobre la Tierra podrían conseguir, en poco menos de 40 años, el país superó un retardo de unos doscientos años respecto a Occidente.

Como es habitual en las obras de Shiba, se apoya en los personajes para contar la historia, y en este caso el paso del Japón del Shogunato Tokugawa a la modernidad se hace repasando la vida de tres personajes nacidos en el antiguo dominio de Iyo-Matsuyama, actual prefectura de Ehime en la isla de Shikoku.

Esos tres personajes son Yoshifuru Akiyama, que desarrolló la caballería japonesa, convirtiéndola en un cuerpo capaz de combatir con eficacia frente a las caballerías occidentales, Saneyuki Akiyama, hermano pequeño del anterior, estratega naval que diseñó las estrategias que sirvieron para derrotar a la flota del Báltico en la batalla del estrecho de Tsushima (también conocida como Batalla del Mar del Japón) y por último Masaoka Shiki, poeta que redefinió la poesía japonesa y estableció las nuevas bases del haiku y del tanka, poemas tradicionales japoneses.

Estos tres personajes, son típicos representantes del espíritu que movió la era Meiji (1868-1912), una mirada siempre hacia delante, y que como el mismo Shiba dice y justificando el título de su novela, si estos personajes vieran las nubes sobre la colina, subirían esa colina y alcanzarían la cima sin perder de vista esas nubes.

Una cosa que me gusta mucho de Ryotaro Shiba, es que cuenta la historia, no la juzga, incluso cuando encuentra cosas que pueden parecer difíciles de entender para el lector de su momento, recuerda las circunstancias de la época que lo hacían posible, no hay buenos y malos, hay personajes que viven la vida según las circunstancias que les han tocado vivir.

Siendo una historia épica en la que el culmen es la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905), el punto de vista de rusos y japoneses es visto con ecuanimidad y sin odio, y es quizás un canto a la que pudo ser la última guerra entre caballeros de la historia, en la que hombres que en el campo de batalla lucharían hasta el final unos contra otros, fuera de él podrían beber juntos y sentirse como hermanos por su condición de militares.

La lucha desesperada de un Japón, que quería evitar convertirse en la colonia de una gran potencia, y que sólo podía evitar convirtiéndose en una de ellas, el empuje de una generación que nació con espadas al cinto y moño de samurai en la cabeza y que murió dejando a Japón en una posición de cabeza a nivel mundial, esa es la historia que relata “Saka no ue no kumo”

La serie de televisión

Como he comentado mas arriba, la novela ha sido convertida en serie de televisión por la NHK (la televisión pública japonesa), trece capítulos de hora y media emitida en tres tandas en los Diciembres de 2009 a 2011.

Un tamaño épico para una obra épica, con unos medios espectaculares, tanto a la vieja usanza (decorados, vestuario, extras) como de nueva generación (los tan a la orden del día efectos digitales) que han permitido poner en imágenes el periodo Meiji y los hechos que desembocaron en el nacimiento del Japón moderno.

San Petersburgo

Nueva York

Las trincheras en Manchuria

La Batalla del mar del Japón

Aparte, el elenco de actores también está a la altura, no sólo con los principales (Masahiro Motoki, Hiroshi Abe, Teruyuki Kagawa, Miho Kanno) si no con actores de nivel en los secundarios, representando a los grandes personajes de la época como Naoto Takenaka, Ren Osugi, Jun Kunimura…)

Masahiro Motoki lleva el peso de la serie

Pero Hiroshi Abe es mi debilidad

Para cualquiera que le interese esta parte de la historia japonesa, es de visión obligatoria, explica de una manera ordenada una parte convulsa de la historia japonesa y permite comprender por que pasaron las cosas que pasaron, entendiendo la situación de la época y no juzgándola con los parámetros de hoy en día.

Puede que no haya humanidad en una guerra, pero en otro tiempo hubo otra forma de luchar.

Y Togo dirigiendo la batalla desde el puente en lugar de estar protegido en la torre, eran otros tiempos.

También se incluyen imágenes reales de la época.

Obras como esta, justifican la existencia de la televisión pública, ojalá en España se pudieran afrontar proyectos como este, a falta de leer, por lo menos la gente aprendería algo de historia por la televisión.

Ficha en DramaWiki

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s