Mónica estuvo aquí

El destino es muy juguetón conmigo, y a pesar de que sólo es una semana cada cinco cuando estoy de guardia, y que no es frecuente que reciba visitas de fuera, lo que si es habitual es que me coincidan esas visitas con la guardia.

Por un lado es un poco rollo porque no hay manera de escaquearse del trabajo, pero por otro lado es genial porque aunque estés cansado, la mente sale del ciclo casa-botica-casa que sucede sin remisión durante la semana.

Ha sido divertido pasear por la ciudad a pesar de las temperaturas tórridas de hoy, tomarnos algo con su correspondiente tapa y terminar con un café fresquito en un sitio estupendo, me ha quitado mucho estrés acumulado.

Así que gracias Mónica, y gracias Carmen, ha sido un día genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s