Archivo de la etiqueta: Super Tour Hamburg

German Tour 2016

Ya cumplí uno de mis propósitos cuándo vi a Pet Shop Boys en Londres, pero otro de los que me guardaba en la cartera, era el de verlos en uno de los territorios pethead por excelencia, Alemania, así que cuándo se anunció la gira por ese país para este otoño no me quedaba duda de que esta era la ocasión.

Me habría gustado unirme a la bendita locura que atacó a mi amigo Pablo y haberme hecho la gira entera con él, pero una vez más los turnos de guardia se encargaron de impedir que mis primeras intenciones se cumplieran, pero me iban a permitir disfrutar al menos de dos conciertos, Hamburgo y Berlín.

Hamburgo esperaba con un día frío y lluvioso, pero aún así me sorprendí con una ciudad preciosa, qué con el decorado del adviento previo a la navidad, se veía aún más decorada y bonita. Sin duda alguna volveré, cuando haga menos frío, eso seguro.

Con mi amiga Susana me fui para el Mehr! Theater para disfrutar del espectáculo. A pesar de tener grabaciones de la gira y multitud de vídeos a disposición, conseguí mantenerme “vírgen” y desconocedor del mismo para tener la máxima capacidad de sorpresa.

img_8011

Preparados para el espectáculo

img_8013

img_8019

El despliegue de luz y sonido, espectacular

Esta vez sentado en la grada, pude ver el concierto a distancia y disfrutar de las proyecciones y efectos de luz que en estas dos últimas giras han sido espectaculares en los tours de Pet Shop Boys, y por supuesto de las canciones que son lo principal de este negocio, con todos sus clásicos más el repertorio de esta gira, salvo “Twenty-something” que parece haber desaparecido tras el tour americano. Una hora y cincuenta minutos que pasaron como un suspiro, pero al menos quedaba el consuelo de que volvería a verlo el día siguiente.

Tras el concierto, encuentro con Pablo y sus amigas italianas, compra de merchandising y salimos a la caza y captura del autógrafo, pero en una noche fría fría y desapacible, Neil y Chris nos dieron esquinazo aprovechando la inmensidad del recinto. Mala suerte.

img_8024

Siempre hay que pillar algo en la tienda de la gira 🙂

La mañana siguiente tocaba viaje en coche hasta Berlín, un trayecto por autopista sencillo que se complicó con la manta de agua que nos cayó, pero con la diversión de la persecución a la furgoneta en la que creíamos que podrían ir ellos hacia el mismo destino, aunque luego averiguamos que no era así, pero nos reímos un rato, para que negarlo.

img_8026

Al final eran inocentes en la furgoneta sospechosa.

Esta vez tocó ir a primera fila, ahí se aprecian menor los efectos pero se disfruta muchísimo de verlos a ellos y a sus músicos e incluso ver al equipo de escenografía montando y sobre todo desmontando cosas durante el mismo concierto para salir zumbando hacia el siguiente. Estando de pie en vez de sentado, no hace falta decir que me lo canté y me lo bailé todo.

img_8033

Con Pablo en primera línea de fuego

img_8047

Aquí yo en plena acción

Intentamos de nuevo verles tras el concierto, y aunque esta vez parecía que la salida estaba más localizada, se nos volvieron a escapar. Yo comprendo que la gira es machacante y que deben estar cansados, pero en los dos días que estuve apenas esperábamos quince o veinte personas, que nos despachan en un suspiro, se van para el hotel y quedan como reyes, si fuéramos una horda de fans histéricos vería muy razonable que escaparan por la alcantarilla si fuera preciso, pero bueno, así son las cosas. Yo más que por los autógrafos, que ya tengo, sería por poderles decir algo y sentirlos cerca, pero eso es algo que no sé si se cumplirá algún día.

Ahora a esperar fechas para el año que viene y rezar para que no me caigan las que me interesen en semana de guardia.