Generaciones

No soy padre, soy tío, lo que hace que casi todas las experiencias por las que pasan los padres yo me las pierda. Pero hay una que he “disfrutado”, y es la de generación, que supera a la anterior.

Los Reyes Magos en su inmensa generosidad, me han traído entre otras cosas un segundo mando para jugar con mi PS4, con lo cual ya puedo jugar a dobles con mis sobrinos. Cuándo se compraron la consola, yo les dejé mi NHL 15, yo ya estaba disfrutando del 16 y así entrenaban un poco para cuándo vinieran a mi casa.

Hasta ayer no tenía ningún inconveniente en patearles el trasero para que comprendieran que en este mundo había algo más frío que el hielo, mi corazón. Bueno, la verdad es que me contenía un poco porque ya se sabe como son los niños, y yo quería que les gustara el juego, no que lo aborrecieran.

Ya venía notando que cada vez me iba teniendo que contener menos, y de hecho, ayer mi sobrino Pedro me ganó un partido por primera vez, y prometo que intenté ganar el partido de todas las maneras, pero no estuve cómodo ni un solo segundo.

Mi primer sentimiento sin duda alguna fue de frustración, luego le siguió el de alegría, y no voy a mentir, luego volvió la frustración. Estoy seguro de que son estas cosas las que construyen las crisis de la madurez. Pues ya me puedo ir apañando, porque después de esta me parece que me esperan un montón más.

Una respuesta a “Generaciones

  1. Que bueno… si yo te contara la humillación que sufrí en un FIFA nosequé (o parecido)a manos de mi hijo, que por entonces no sumaba más de 12-13 años…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s