Propósitos

img_6433

El 1 de Enero es esa fecha que da tanto que pensar y que hace que la mayoría de nosotros pensemos qué es el momento ideal para hacer y emprender todas esas cosas que se supone qué nos van a hacer mejores, luego muchas de esas buenas intenciones desaparecen como diría el bueno de Rutger Hauer como lágrimas en la lluvia, porque la única razón para pensar en ellas fue el cambio de año.

Yo he llegado a la determinación qué el mejor momento para hacer algo, es cuándo se piensa, que todo lo que se aplaza para mañana, para el lunes, para el mes que viene o para el principio de año, en realidad no tienes ganas o intención de hacerlo. Por eso cuándo este pasado mes de Agosto paseaba mi barriga por las playas de Torre del Mar, decidí que el frotar se iba a acabar y cuánto antes.

Me entretuvo un poco el hecho de que no sabía dónde la iba a poder colocar y quién de mi familia querría utilizarla para comprar un modelo más o menos resistente, pero resuelto eso en el mes de Septiembre, en Octubre ya podía disfrutar de mi elíptica.

Lo reconozco, desde pequeño siempre me ha gustado el esfuerzo agonístico, disfrutaba de las carreras largas en la escuela, de mi bicicleta en los sube y bajas que rodeaban a Alcalá y de los ejercicios aeróbicos en el gimnasio, así que para mi la elíptica es un ejercicio divertido, que además no castiga mi pobre espalda perjudicada de las horas de mostrador y reductora de perímetro barriguil, por no hablar de que fortalece el corazón, principal responsable de envíar a los varones López a la tumba.

Cuándo uno se compra un trasto de estos, todo el mundo da por sentado que tarde o temprano se convertirá en un perchero. No puedo leer el futuro, pero si puedo decir ahora lleno de fe, que ese momento perchero todavía queda lejano, dos kilos y tres centímetros menos de barriga motivan al más pintado. A ver si este verano puedo pasearme en bañador hecho todo un pimpollo.

Ahora que todos estamos llenos de propósitos, llevémoslos a cabo y si se nos ocurren en Febrero, hagámoslos en Febrero, y si se nos ocurren un martes, empecemos ese martes, cualquier momento es bueno para querer ser mejor, para ser mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s