Obsolescencia programada

Una cosa está clara, las cosas de hoy en día no están hechas para durar, me pregunto si los coleccionistas de aparatos electrónicos del futuro, podrán hacer funcionar los aparatos de hoy día o simplemente tendrán que disfrutar de su presencia en una vitrina.

Después de tres años, de algún modo mi iPhone 3GS ha pasado a mejor vida, y la cuestión no es que haya dejado de funcionar en si, que en eso si que cumple, si no que algunas aplicaciones no es que tardaran en abrirse, es que ya no se abrían.

Así que me lié la manta a la cabeza y me he agenciado un iPhone 5, y sólo la sensación de ver como todo vuelve ir a velocidad de relámpago, hizo que los primeros días, y los segundos también no pare de cacharrear con él. Hacía tiempo que no tenía la sensación de niño con juguete nuevo.

Por una vez, en vez de coger la opción sobria o la más normal, he optado por la más llamativa y me lo compré blanco, supongo que con eso cubrí la cuota de “locuras” del mes.

20130419-195724.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s