Vámonos al monte

Una de esas cosas por las que les da a la gente cuando va a Japón ya sea en una o mas ocasiones es la de subir a la cima del Monte Fuji y ver desde allí el amanecer (si tienes la suerte de que no esté nublado).

Las personas normales como yo, es conveniente que se apunten a hacer esto en el verano, que no hay nieve y la temperatura es mas benévola, hasta el 2010 no había ido a Japón en verano y en esa ocasión tenía también otras prioridades.

Pero los dioses han puesto en marcha la máquina del destino, y me han centrado el balón de poder subirlo en este año, y después de haber escuchado a amigos y leer las historias de otros que lo han hecho, no hay que ser un Nobel para deducir que hay que irse equipado para ello.

Mi hermana Lola me ha regalado por el día de mi santo unas botas para esta aventura,  pero como indica el sentido común, antes de llevármelas para Japón tendré que domarlas un poco, no vaya que tengan que amputarme los pies en medio del monte, así que me inventaré alguna excursión que otra para ello.

En fin, parece que esta es una de esas cosas que cualquier fanático de Japón debe hacer al menos una vez en la vida, así que espero cumplir con esa deuda en esta ocasión. Y ya puestos, aunque no es lo mismo, tengo que mirar lo de ir al Monte Takao también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s