El pañuelo amarillo de la felicidad (幸福の黄色いハンカチ)

Hace un tiempo en la Fnac de Madrid me compré la película de Yoji Yamada “El pañuelo amarillo de la felicidad”, una de esas películas que han marcado una impronta en el subconsciente de los japoneses. Como curiosidad, fue la gran triunfadora de la primera edición de los premios de la academia japonesa del cine.

Si en general me gustan las películas de Yoji Yamada, esta con Ken Takakura, uno de mis actores japoneses favoritos, se lleva la palma, una película de personajes, de situaciones, emotiva y que te reconcilia con el mundo después de verla.

Cuando te enteras que van a hacer el “remake” de algo que te ha gustado tanto, en mi caso la primera reacción está bastante lejos de pensar que sea algo positivo, pero cuando te enteras de que el mismo Yoji Yamada tutela el proyecto, que Hiroshi Abe otro de mis favoritísimos hace el papel que antes hizo Takakura, Yui Natsukawa el de Chieko Baisho, y aparece también Gaku Hamada que me parece un buen actor, o que incluso el guionista es Masaya Ozaki (autor del guión de “Kekkon dekinai otoko” donde los protagonistas son también Abe y Natsukawa, hasta llegas a esperar con ansia el poder verlo.

Chieko Baisho tiene también su pequeño papel en esta versión

Así que me monto una sesión doble con la película de 1977 y el telefilm para comparar, y no se si es producto del prejuicio pero si tuviera que quedarme con alguna de las dos versiones, me quedaría con la primera.

Me gusta mas el concepto de “road movie” de la primera y el modo como a lo largo del viaje en coche por Hokkaido van naciendo los vínculos entre los protagonistas, las situaciones que encuentran en su viaje se me hacen mas divertidas que las que ocurren en el telefilm.

En la nueva también montan en coche, pero ya no es una “road movie”

La nueva versión, cambia el envoltorio de la historia y las circunstancias de los personajes, aunque sus escenas importantes y las que sostienen la historia están ahí, y diría que es mas políticamente correcta, aunque las películas de Yamada de los años 70 son todo lo contrario a transgresoras, al menos las que he visto.

Pero en resumen, obviando el hecho de que si tuviera que elegir una de las dos, me quedaría con la primera película, el acierto del reparto de esta nueva versión, hace que verla no sea una pérdida de tiempo, y para los curiosos del cine japonés una experiencia interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s