Con el corazón partido

La revista del Granada ya intuía la que se iba a armar y quienes iban a ser los responsables.

Este domingo no me podía perder el Granada-Betis y es que no es solo que se enfrentaran entre si el equipo de toda mi vida y el de la ciudad en la que vivo y mas veces he visto en el campo de fútbol.

Con la temporada que llevaba no esperaba que el partido transcurriera muy a favor del Granada, pero con tres contraataques espectaculares y bellísimos puso el partido a su favor y ganó merecidamente el partido.

La gente en la grada lógicamente disfrutó como yo disfruté en las anteriores goleadas del equipo, pero por dentro tenía un poso de tristeza, y es que son muchos años de beticismo como para que no me duela un gol en contra suya, aunque sea en beneficio del Granada.

En el partido de Copa, en el que se clasificó el Betis, también se me quedó un poso amargo en el estómago, y es que está visto que hasta ahora que el Granada andaba en las catacumbas del fútbol, este doble amor era fácil de llevar, pero cuando dos que quieres desean lo mismo vas a acabar escaldado de alguna manera.

De todos modos el ambiente fue un gustazo, rivalidad durante el partido y hermandad al finalizar, después de todo fue lo que el fútbol debería ser, diversión y un camino de acercar unas personas a otras.

Granadinistas y Béticos dando ambiente desde incluso antes de entrar.

Los rojiblancos animando a tope.

Y los verdiblancos dan la réplica.

Antes del partido todavía hay buen rollo.

Para los no futboleros, el muñecote no juega.

Sorteo ¡y a jugar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s