Una pequeña pausa

Esta mañana he salido temprano de casa para desayunar con los antiguos compañeros de la farmacia del jardín de la Reina, posteriormente me he acercado a Urende para buscar un teléfono inalámbrico, porque el actual ya no aguanta mas de 40 minutos y últimamente tengo conversaciones bastante largas y la última etapa de la mañana ha sido acercarme a la oficina principal del Banco Santander en la Gran Vía para recoger los yenes que había encargado.
 
Los yenes, fundamentales para echarse algo a la boca en Japón.
 
Cuando me planto en el banco, la persona que me tenía que atender no se encontraba, amablemente me dijeron que tenía que esperar unos quince minutos. Como no me llevé la DS para practicar mis kanji, en vez de esperar decidí acercarme a la Plaza Birrambla, y aunque no hacía bueno, al menos no llovía, así que decidí esperar sentado en un banco.
 
Aquí sentadito veía el mundo pasar.
 
Granada es muy bonita, pero cuando te metes en la vorágine del día a día mas de una vez te olvidas de ello, y a veces no es tan dificil pararse cinco minutos y disfrutar de la ciudad, pero como siempre esto es mas fácil de decir que hacer.
 
Mirando la plaza hacia la catedral
 
Cuando esté en Japón, me acordaré mucho de todo esto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s