Adicción

Entre unas cosas y otras ya llevo tres semanas sin ir al cine, entre que ahora tengo otras prioridades y que la cartelera tampoco es que esté muy allá. Un efecto colateral es que llevaba tres semanas también sin ir al Burger King, que últimamente se ha convertido en un suplemento obligatorio cada vez que voy al Kinepolis.
 
Así que se puede decir que mas que mono de cine (que también lo tengo), lo que tenía de verdad es mono de hamburguesa, así que ayer mientras daba un paseo por la tarde, de repente me vino a la cabeza la idea de irme al Burger King de Puerta Real y comerme un Big King con patatas fritas y Fanta de naranja.
 
Después de comérmelo me sentí mas satisfecho que culpable y me dí un paseo hasta casa mientras me decía que la vida es mas sencilla de lo que pienso.
 
Bueno, después de esto aumenta mi lista de adicciones: Pet Shop Boys, café de por la tarde, Japón, mi familia y amigos, y ahora las hamburguesas del "Burrikín".
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s