Jesús, viejo camarada

Hoy ha pasado por Granada mi viejo amigo Jesús, y para no faltar a la tradición hemos salido a tomar unas cervecitas con su correspondiente tapa.
 
Me temo que ha sido practicamente un monólogo por mi parte, mas que nada porque yo tenía algo feliz que contar y el mas bien tenía algo triste que recordar, y ya se sabe que juntándose el hambre con las ganas de comer todo lleva al mismo resultado.
 
Puede que no nos veamos lo frecuentemente que quisiéramos, pero una cosa está clara, somos amigos.
Anuncios

2 Respuestas a “Jesús, viejo camarada

  1. Eso no hace falta q lo digas, a veces las personas se sienten lejos estando muy cerca, por eso la amistad es tan importante, aunque no veas a ese amig@, sabes q puedes contar con el.No te preocupes porque habalaras tu,esqe tenias cosas mas positivas q contar, espero q dentro de poco a mi me pase algo parecido.

  2. Por supuesto, la vida tiene altos y bajos, por eso hay que luchar siempre, son pocas poquísimas las situaciones que podemos llamar sin salida, así que siempre hemos de esperar algo mejor cuando las cosas no van bien, ¡porque nos lo merecemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s