Un día para recordar

La semana pasada, el día antes de irme a Madrid recibí un correo de mi amigo Yuki (enlace, enlace) en el que me anunciaba que venía a España, en concreto a Sevilla por una semana y que esperaba que nos viéramos.
 
Ya esta semana me llamó al móvil para decirme que no podía desplazarse hasta Granada para verme, en la conversación salió el tema de que el iba a ir a ver el partido entre el Real Betis y el Real Madrid, así que decidí liarme la manta a la cabeza y quedar con él y ver el partido yo también, y mas que nada, ver a mi amigo.
 
Nos encontramos en la puerta de la tienda del club en el estadio, fué como si nos hubiésemos visto el día antes, y nos sumergimos en el ambiente del partido, esperamos la llegada de los autobuses de los equipos, entramos en el estadio y esperamos ansiosamente el comienzo del encuentro.
 
Reencuentro de dos amigos.
 
Yo como siempre no las tenía todas conmigo, en cambio Yuki tenía mas fe (como siempre también) y nos íbamos poniendo nerviosos esperando que empezara el partido, era un reto dificil y era natural que nos sintiéramos así.
 
El partido empezó fatal para nuestros intereses con un gol del Madrid nada mas empezar, además estábamos situados al lado de la zona para los hinchas madridistas que en ese momento disfrutaban de su dominio y hacía el momento mas amargo para nosotros. Yo incluso temí la goleada, pero los milagros existen, y cuando menos lo esperábamos el Betis dió dos zarpazos que nos pusieron por delante y metió al público en estado de éxtasis.
 
 
Después de eso, la verdad es que el Madrid no hizo mucho por intentar empatar, pero es que un equipo con esa calidad te la arma y te fulmina sin darse cuenta si se lo propone. pero no ocurrió, al final nos llevamos el partido, era la primera vez que Yuki veía ganar al Betis en directo, yo no muchas mas, así que nos invadió un sentimiento de alegría inmenso, y esperando que estos puntos nos permitan huir de la quema del descenso.
 
El partido tuvo sus anécdotas, como el grupo de croatas que vino al partido esperando ver a Marko Babic, pero se quedaron sin verlo (no fué ni convocado), aún así gritaron como auténticos béticos, y trabamos amistad con otro japonés que encontramos en la grada, desde luego el fútbol es un lenguaje internacional.
 
Esta mañana he ido a comprar los periódicos para disfrutar un poco mas del momento, y eso que sabía lo que iban a decir, el Madrid metió un gol y esperaban que nos iban a levantar los puntos como aquel del año pasado o dos años atrás, con gol de Diarra y con eso nos ganaron el partido, pero esta vez el Betis reaccionó y dió una alegría a una afición que desde la Copa de 2005 está huérfana de alegrías.
 
Después del partido Yuki y yo nos despedimos, esperando volvernos a encontrar pronto, cogí el coche y vuelta a casa sin novedad, como es de esperar caí redondito en la cama después de un día bien aprovechado.
 
Bueno, aquí, una crónica del partido mas profesional.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s