Personas (2 de 2)

El sábado pasado en Madrid tuve un día la mar de completo, ya por la mañana en la Plaza de Callao me encontré con Kenzo (padre de Osaka, madre cordobesa), viejo compañero de los antiquísimos tiempos de Gunkan (allá por el 2001) y una persona estupenda. Los dos reunidos nos fuimos a por David, que estuvo trabajando el año pasado en Nova y que habríamos sido compañeros de trabajo de haber llegado yo a Japón. Yo estaba nervioso como si fuera a conocer a una estrella de la tele, pero cuando nos encontramos no fué de esa manera, a pesar de conocernos solo a través de los comentarios en las respectivas páginas, en ese primer momento tuve una sensación como si nos hubiéramos visto en persona antes.
 
Los tres juntos, empezamos nuestra charla sobre temas variados mientras tomábamos un vermut que estaba bastante bueno y con una comida en un restaurante ruso llamado "El Cosaco" (era la primera vez que iba a uno) y por último un café en el Círculo de Bellas Artes que sirvió de despedida a Kenzo que tenía que seguir con sus obligaciones estudiantiles, y es que ya sabemos que Febrero en la Universidad es sinónimo de estudiar.
 
Como es obvio la conversación fué por diferentes caminos, anécdotas de Japón en general, del trabajo de David en Nova, aprendizaje del japonés y otros no tan orientales como el negocio que están pensando Kenzo y David y que no rebelo a oidos extraños (ya se sabe que en los negocios el secreto es importante).
 
Tras eso fuimos a reunirnos al Starbucks junto al metro de Santo Domingo para encontrarnos con la gente de Espacio Japón, en la primera parte de la cumbre de bienvenida a Rio, una chica japonesa que viene a nuestro país de tanto en cuanto y futbolera a un nivel que conozco a pocas personas en España, de hecho la única que se le parece es otro japonés.
 
Aquí empecé a quedarme afónico y apenas pude ya hablar en el resto de la tarde y de la noche, y me dió mucha pena porque se veía que la gente era muy simpática y me habría gustado participar mas. Tras ello llegaba el momento cumbre de la reunión, la cena en un restaurante griego (el Delfos para ser mas concretos y también primera vez para mi) y allí ya no me salí ni un hilo de voz, podrían haberme matado a cuchillazos y no se entera ni el gato.
 
Aunque me tuve que limitar a escuchar, lo pasé muy bien, y con ganas de reunirme con ellos en otra ocasión que vuelva a Madrid. También de aquí saqué conclusiones bastante positivas.
 
Para aquellos ajenos al foro que puedan leer esto y quieran saber un poco como las gastan os dejo un enlace con la entrada del foro que se refiere a la cumbre, y aunque la primera parte no os interesará porque es la preparación del evento, saltad hasta la crónica redactada de un modo particular por David (dvd) camaleonizado en un particular Mino Monta, me encantaría tener talento para hacer algo así ¡que artista!
 
Crónica Espacio Japón: enlace
 
Y así acabo la crónica de cuatro días en Madrid, quizás no muy espectacular, pero muy importantes en lo personal.
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s