Flores y recuerdos.

El jueves el cementerio estaba lleno de gente, y es que el Día de los difuntos es un día especial en los cementerios, un lugar solitario y tranquilo que por un día es bullicioso y lleno de vida, no está mal para variar.
 
 
Por otro lado en todas las tumbas hay flores recién puestas y le dan un colorido que pocas veces tiene. Lo triste es encontrar alguna que no tenga nada, tanto si les han olvidado como si no queda ya nadie para recordarlos es bastante triste.
 
 
Pero bueno, el motivo principal y diría que único del viaje no era hacer una reflexión sobre el destino, si no visitar las tumbas de mis abuelos y de mi padre y de tener un recuerdo especial para ellos. Es bueno que haya días especiales, sobre todo para gente con cabeza tan mala como la mía, pero aún así siempre tengo un recuerdo para ellos, esto me sirve para poder seguir haciendo algo por ellos aunque ya no estén, para seguir devolviéndoles en parte lo que ellos ya me han dado, por eso quizás ir estos años en lugar de ponerme triste me hace sentir bien.
 
El día que a mi me pase me gustaría dejar una huella como la que han dejado ellos y que otro u otros quieran seguirla, eso será señal de que he hecho algo útil en este mundo.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s