Tacto

Es curioso, pero la sensación que me viene ahora a la cabeza cuando recuerdo a mi padre, es el calor que transmitía cuando el estaba sentado en su sillón favorito y yo me acercaba a él para cogerle la mano, como para cerciorarme de que estaba ahí, para transmitirle que yo también le quería y que le agradecía todo lo que había hecho por mi. Pero es eso, no se trata del recuerdo visual, si no el del tacto, es curioso como sensaciones a las que damos tan poca importancia como estas pueden ser tan evocadoras.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s