Crónica del Salón Manga (¡por fin!)

Ante todo pido disculpas por mi vagancia galopante que ha hecho que se retrase mi resumen del Salón Manga de este año. Es curioso pero aunque no ha sido en el que mas he trabajado, ha sido en el que he acabado mas cansado. No conozco la verdadera razón, pero intuyo que coo es al que he ido mas relajado y en el que menos preparativos he tenido que hacer, el cuerpo ha llegado menos tensionado y menos preparado para el esfuerzo.
 
Me ha decepcionado el hecho de que este año apenas nadie ha leido los posters que preparé y he notado que había menos interés sobre el japonés que otros años, o al menos me han preguntado menos que otros años.
 
Lo que si han sido todo un éxito han sido el taller de caligrafía y los concursos, así como la actividad estrella de cada año, escribirle el nombre a la gente en katakana.
 
Este año he tenido suerte y el ejercito de un solo hombre se ha transformado en un grupo de cuatro, desde aquí muchas gracias Laura, Isabel y Saeba, habeis hecho especiales estos tres días y el trabajo ha sido muy divertido con vosotros.
 
Esto me permitió dar unas cuantas vueltas por ahí y ver un poco como iba todo. El viernes como vino poca gente y se había ampliado mucho el espacio, me dió la sensación de que todo se había quedado como muy diluido, pero el sabado vino tal cantidad de gente que no parecía sobrar sitio por ninguna parte, todo un éxito de público. Por último el domingo el ambiente familiar de siempre, y menos mal porque estaba machacado, tenía al mediodía mas sueño que hambre, de hecho apenas comí.
 
Ese mediodia me pasó algo que me emocionó y todo, unas chicas a las que habiamos estado ayudando a responder preguntas en el stand de Akihabara nos trajeron filetes y tortilla para darnos las gracias, me sentí muy feliz.
 
Bueno, después de todo, el viaje de vuelta, que se me hizo muy largo, pero con los descansos en los puestos adecuados llegué a casa, me acosté temprano y aún así me tiré todo el lunes catatónico, de hecho no recuperé la integridad total hasta el miércoles, y eso si que demuestra que m estoy haciendo mayor, o al menos que no recupero tan bien como antes.
 
El año que viene si vuelvo, me gustaría por fin hacer algo diferente, no solo para divertirme, si no para reirme también. Espero poder pensar algo para que Migue, Saeba y yo echemos un buen rato en el salón.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s