Una historia de albañiles

Esta mañana he ido a comprar una bombilla para la lámpara de mi mesita de noche. Justo al lado de la tienda estaba uno de esos acordeonistas de la mafia rumana, cosa que creo mas que nada porque todos tocan la misma canción, y parece ser que durante horas, porque desde dentro de la tienda oí un grito que parecía traspasar toda la calle.
 
Cuando salgo me doy cuenta de que los gritos salen de una obra enfrente de la tienda y del rumano, al parecer estaban fritos de oir todo el rato la misma copla, y ya se sabe, los albañiles no se cortan un pelo, claro que los rumanos…
 
Así que empezó una pelea a distancia de la que me alejé, ni era asunto mio y lo que es mas importante, no me interesaba, pero me pareció curioso.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s