A 40 segundos del desastre

Nuestra vida depende de muchas circunstancias, unas las podemos controlar y otras no. Por higiene mental damospor supuesto que después del día que estamos viviendo vendrá otro, y así por siempre jamás, aunque sabemos de sobra que no es así. De otro modo, creo que pocas personas tendrían fuerzas para ir hacia delante y mirar al futuro.
 
Esta reflexión viene provocado por el incidente que por poco acaba con la vida de Neil Tennant y Chris Lowe, ya sabéis, los Pet Shop Boys. El vuelo que en su gira los trasladaba desde Santiago de Chile a Auckland en Nueva Zelanda, estuvo a 40 segundos de colisionar con el resto de un viejo satélite ruso que ya jubilado reentró en la atmósfera y empezó a descomponerse, pero aún así no del todo, y uno de los restos se cruzó en el camino con el vuelo de mis héroes musicales.
 
La vida es algo precioso, y si duele perderla, hacerlo en un incidente como este, es algo que supera la tristeza. A lo largo de la vida, muchas veces, a veces sin darnos cuenta, nos cruzamos con la muerte, la mayoría escapamos a ello, esto no debe servir para tener miedo a morir, si no para que cada día, cuando nosvayamos a la cama, celebremos la vida.
 
La noticia en este enlace.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s