Parte médico

El viernes repentinamente recibimos la llamada comunicándonos que mi hermana Lola estaba ingresada en el hospital con neumonía. Así que ni cortos ni perezosos mi madre y yo fuimos a Lucena en misión de rescate.
 
Yo no me encontraba muy bien, de hecho me encontraba fatal con otro resfriado pero era necesario enviar refuerzos cuanto antes para cuidar de Pedro y poder acompañar a mi hermana en el hospital.
 
Una vez allí nos tranquilizamos al ver que con la atención recibida ya se encontraba mejor, y gracias al reposo y los cuidados médicos ya se encuentra mucho mejor y probablemente mañana abandone el hospital.
 
Yo por mi parte me he pasado el fin de semana hecho unos zorros tirado en el sofá y tapado con una manta, no tenía ganas de hacer nada, a pesar de estar practicamente tres días sin hacer nada no me he aburrido, creo que eso lo dice todo. Lo peor es que debido a eso apenas he podido ayudar a mi madre a cuidar de Pedro, y eso es lo que mas me pesa.
 
En fin espero que mi hermana vuelva a casa cuanto antes, ¡ponte buena!
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s