Cronica de una mision frustrada

Ayer era el dia programado para ir con mi amigo Yuki a ver el padre de todos los partidos, el Betis-Sevilla.
El plan comenzó sin inconvenientes, salida a las 4 y media de la tarde desde mi casa y todo iba viento en popa hasta que después de poner gasolina en Estepa se avería el motor de la ventanilla del copiloto y se queda totalmente bajada.
 
Después de intentar infructuosamente subirla, tocó tomar la dificil decisión de volverse, ya que no podía dejar el coche de semejante manera en la calle, pero como estaba cerca de Lucena en vez de volver directamente a Granada fuimos a casa de mi hermana.
 
Allí nos esperaban mi cuñado y por supuesto Pedro, hecho un sol. La verdad es que verlo me quitó mucho de la frustración que me había creado que se me jorobara el plan de esa manera. Allí estaba también su amigo Carlos, formando un equipo digno de un nombre a lo "patrulla torbellino".
 
Cenamos allí, vimos el partido, mas o menos, y después volvimos a casa sin pasar demasiado frío.
 
Esta mañana no me he levantado de muy buen humor, de hecho llevo varios días así, por suerte se acaba esta semana en la que parece que nada de nada me ha salido bien, a ver si con la llegada del lunes me cambia la suerte.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s