Los tiempos cambian

Cuando salía del garaje he visto en la calle la caja de un televisor para que se la llevara el camión de la basura. Ahora con el auge del plasma y del LCD resulta que las cajas de los televisores no son tan grandes como solían ser.
 
De repente me vino a la cabeza el día que mi padre compró nuestro primer televisor en color, y que por supuesto venía embalada en un cajetón como un demonio, de hecho tan grande que durante una temporada (lo que tardó en hartarse nuestra madre), mi hermana Isabel y yo estuvimos jugando a los submarinos metidos en ella.
 
Parece mentira de que manera mas tonta la nostalgia y los recuerdos atacan a los corazones.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s