Confesión accidental

Como he contado en una entrada anterior me he apuntado a un foro japonés, y ya he empezado a conocer gente. Entre ellos hay una chica que ha tenido la amabilidad de apuntarme a su lista de amigos.
 
Al leer su diario, no hace falta ser un genio para darse cuenta de que es una persona muy humanitaria y preocupada por los problemas de los demás. Muchas veces cuando ves esas cosas tus problemas propios parecen insignificantes y banales, y lo son comparados con el maremagnum que nos rodea.
 
El hecho de que los problemas personales sean pequeños, no quiere decir que se puedan diluirse enmedio de los grandes llegando a desaparecer, solo significa que están a una escala diferente.
 
El mundo exterior está lleno de cosas malas, y eso a veces hace que nos escondamos para escapar de ellas, pero también está lleno de cosas maravillosas, y si por miedo a las primeras no sales a buscar las segundas, dificilmente las encontrarás.
 
Supongo que ahora me siento triste porque tengo miedo, miedo de vivir, y ese miedo es peor que el miedo a la muerte. Se que de algún modo me estoy desprendiendo de ese temor, pero todavía lo siento, y ese sentimiento me hace pensar que quizás no sea capaz de dar el salto decisivo para llegar a ser la persona que quiero ser. Pero no me quejo, estoy rodeado de personas que se que me ayudarán en el momento preciso a dar el salto, ¡no quiero tener miedo nunca mas!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s