Fiebre de japonés

Hace 8 años empecé a estudiar japonés. Cuando empecé ya sabía que el camino era largo, tan largo que me impuse yo mismo un plazo de 10 años para conseguir llegar a la meta. De esos diez años, ya he consumido ocho.
 
Cuando me he dado cuenta de esto me he parado a pensar si alcanzar esa meta es posible, pero aún así también es verdad que tampoco han sido ocho años de esfuerzo total, ha habido momentos de mayor o menor intensidad, y claro está casi dos años de ostracismo por las cosas que me ocurrieron en el último periodo de mi vida como ya sabéis.
 
Así que tengo que ser positivo y aprovechar estas energías y estas ganas que tengo ahora, y aumentar la ilusión que tengo en este momento por mis recientes progresos, quiero que este sea el trampolín que me permita llegar a ese sueño que guardo en el interior de mi corazón.
 
Que así sea.
Anuncios

Una respuesta a “Fiebre de japonés

  1. Piensa en Sydney. Ella no se rendiria. No desfallzcas. Y cuando te veas cansado, me llamas y nos vamos de birras.
    Animo. Fuerza y honor.
     
    Panzarredonda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s