Se acabó el Mundial

Se acabó el Mundial para España, y se acabó el Mundial para mi, al menos hasta la final. Lo malo no es que hayamos perdido, porque la derrota como la victoria forman parte de la competición, si no que queda la sensación de que el miedo y el agarrotamiento han podido con nosotros.
 
Ante los retos, tan importante como tener capacidad para superarlos, es saber que se tiene y creer en que se pueden superar, así incluso cuando las condiciones se vuelven en contra se es capaz de alcanzar el objetivo.
 
Por triste que parezca, al final la diferencia entre España y Francia estuvo en la estrella que Francia lleva encima de su escudo (que representa el campeonato del 98).
 
Al final parecía algo tan claro a lo largo del partido, que cuando acabó, ni siquiera me quedé con mal cuerpo, me fuí acostumbrando poco a poco, como cuando te metes en una piscina con el agua fría.
 
La pena de todo esto es que ya llevamos muchos desengaños, porque con paciencia, con este grupo de jugadores en el futuro se podría construir un grupo ganador.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s