Libro de reclamaciones

Mi hermana Isabel se sigue quejando de que sigo sin hablar realmente de ella en el blog. Cosa que no debiera parecer rara ya que soy una persona que suelo ser yo mismo fundamentalmente, y eso a pesar de todo lo que le debo a los demás.
 
Pensé que poniendo el mapa de todos los sitios a los que viaja solucionaría el asunto, pero no, y ahora para colmo está en una ventana temporal en la que no tiene ninguno, así que ya siento otra vez su aliento en el cogote.
 
Así que desde aquí, y ahora te prometo que te haré mas caso, yakusoku yo.
 
Si alguien mas tiene mas quejas, que me las dirija, gracias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s